Sport

Morata espera un «no» de la Juventus porque quiere ir al Barça

La llegada de Álvaro Morata al Barcelona vuelve a estar caliente. El delantero, que ya estuvo muy cerca de fichar por el club azulgrana en el pasado mercado de invierno, sabe que los próximos días son clave para su futuro y su objetivo no es otro que aterrizar en el Camp Nou. Sin embargo, la Juventus debe no interponerse en la operación.

«Cena de amigos», dijo Matey Alemany a las preguntas de varios reporteros sobre el encuentro que tuvo este jueves por la noche con Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Atlético de Madrid. Obviamente, sobre la mesa había dos nombres propios: Álvaro Morata y Antoine Griezmann. No fueron negociaciones definitivas, sino más bien una toma de contacto para conocer intenciones.

Como ya ocurrió en el pasado mercado de invierno, en la ecuación de una posible llegada de Morata al Barça hay un tercer club, la Juventus. El conjunto italiano, en el que el ariete lleva cedido dos temporadas por el Atlético, tiene una opción de compra de 35 millones de euros que puede ejecutar hasta el 15 de junio. Desde el entorno del futbolista creen que la Juve no va a desembolsar esa cantidad por él, pero la última palabra hasta ese día la tiene la entidad bianconera, de ahí que Morata espere a ese «no» oficial de su actual equipo para poder ser ‘libre’ y poder negociar con el Barcelona, cuya realidad es que a día de hoy tantea también otros objetivos más ambiciosos como Lewandowski o Mané.

El Atlético quiere cash

Una vez caduque esa opción de compra sin hacerse efectiva, el Barcelona tendría que negociar con el Atlético de Madrid el traspaso del internacional español. La intención de los colchoneros no es otra que recuperar parte de los 55 millones de euros invertidos en 2019, y el Barça podría llegar hasta donde pueda teniendo en cuenta su delicada situación financiera. Morata es un jugador muy del gusto de Xavi Hernández, que ha hablado personalmente con el delantero en varias ocasiones para explicarle cómo encajaría en su equipo.

El deseo de Morata en estos momentos es volver a España y sabe que jugar en el Barça es la mejor opción que tiene sobre la mesa a todos los niveles. En lo deportivo, sabe que será importante en un equipo que está en plena reconstrucción en el que además tiene varios amigos. Y en lo económico, aunque pueda ajustar su salario a las necesidades del club azulgrana, es consciente de que un traspaso le garantizaría más años de contrato, pues su vinculación actual con el Atlético finaliza en 2023.


Scroll to Top